Cómo mantener a punto tu ordenador

Creo que uno de los mejores símiles que se puede hacer sobre el funcionamiento de un ordenador es compararlo con un coche. Puedes pasarte cinco años sin llevarlo nunca al taller, ni cambiarle el aceite, ni los frenos, ni hacer nada más allá de llevarlo a la gasolinera, pero llegará un momento que no irá ni para atrás. Con los ordenadores pasa lo mismo. O les das cierto mantenimiento, o te pasarás cinco maravillosos minutos viendo cómo carga el escritorio tras encenderlo. Por suerte, para mantenerlos no hace falta tener muchos conocimientos. Es más, lo máximo que necesitas saber es cómo instalar un programa. Aquí va una guía rápida que hará que vuestro ordenador recupere velocidad de tal forma que os parecerá que acaba de tragarse siete latas de Red Bull.

Desfragmentar, el proceso más básico y olvidado

Windows tiene la mala manía de fragmentar mucho el disco duro. ¿Qué es eso de fragmentar? Digamos que en lugar de tener todo ordenadito, cada archivo que forma un programa está en una parte distinta del disco duro. Es como si en tu casa cada página que forma un libro estuviese en una habitación distinta y tuvieses que juntarlas y ordenarlas. Al desfragmentar pones un poco de orden en todo ese caos, evitando que Windows tarde cinco minutos en recopilar y ordenar los archivos necesarios para abrir un programa.

¿Cómo desfragmentar el ordenador? Muy sencillo, haz clic en Inicio, selecciona ProgramasAccesorios y Herramientas del sistema, y haz clic en Desfragmentador de disco. Selecciona el volumen que quieres desfragmentar (el básico es C: pero acaba siendo mejor desfragmentar todo). Haz clic en Desfragmentar y ya está todo listo. Ten en cuenta que no debes tener ningún programa abierto durante la desfragmentación, y que esta puede llevar un buen rato, así que es mejor hacerla cuando no vas a usar el ordenador o cuando vas a ir a dormir.

Una buena alternativa es Smart Defrag 5, que se inicia con Windows y va desfragmentando el ordenador mientras no lo estás usando. La ventaja es que evita que se fragmente tanto el ordenador, haciendo que no tengas que pasar por el engorro de desfragmentarlo tan a menudo (aunque una desfragmentación cada seis meses es recomendable). Además, puedes hacer una desfragmentación normal con él, y tiene la opción de Apagar automáticamente el ordenador después de acabar, por lo que puedes dejarlo desframentando tranquilamente sin miedo a que trague más energía de la necesaria.

 

Los víruses, esas cosas tan malas

Virus, troyanos, adware, spyware… Un montón de software malintencionado que, además de poner en riesgo la seguridad de tu equipo y de todo lo que haces con él, ralentizan de forma brutal el ordenador. Lo mejor para evitar los virus es tener un buen antivirus. Es decir, nada de Avast. Avira Free es una alternativa gratuita con una tasa de detección de malware (software malintencionado) muy buena, y no tiene actualizaciones molestas como las de Avast.

Malware Bytes, por su parte, detecta y elimina muchísimo malware que casi ningún antivirus detecta. No es un antivirus de por sí, ya que deben iniciarse los análisis de forma manual, pero usándolo una vez al mes te aseguras de mantener tu ordenador libre de cosas indeseadas. La versión gratuita permite limpiar el disco duro de malware, pero si quieres limpiar usbs tendrás que usar la de pago.

 

Diógenes virtual

Una cosa que no sabe mucha gente es que los ordenadores tienden a acumular porquería cosa mala. Un montón de archivos que no sirven para nada y que pueden llegar a ralentizar el ordenador. Por suerte, CCleaner se encarga de limpiar toda esa porquería dándonos la seguridad de que no nos estamos cargando nada importante. Además, permite limpiar el registro, lo cual acelerará nuestro ordenador. Un consejo, si tienes Steam, desactiva la opción de Steam si no quieres perder las partidas guardadas. La desventaja de CCleaner es que borrará la sesión de tus cuentas en el navegador, así que mejor será que te asegures de que tienes apuntadas todas las contraseñas. Si usas Chrome, iniciando sesión en el navegador te ahorras el engorro.

 

El registro mejor ordenadito

El registro es algo que utiliza Windows para guardar datos de los programas y el propio Windows. El problema es que puede llenarse de errores y cosas innecesarias que hacen que Windows vaya mucho más lento (en efecto, la gente que hace Windows no es que tenga muchas posibilidades de ganar un nobel). Registry Life es un sencillo programa gratuito que nos ayuda a solucionar estos problemas de forma segura. El único problema es que está sólo en inglés, pero es muy simple de usar.

 

Las toolbars, o por qué hay que prestar atención durante las instalaciones

Ay, las toolbars. Esa cosa tan maravillosa que no sirve para nada más que para molestar y joder. Son uno de los mayores males de Windows, y uno de los principales causantes de que el ordenador vaya mal. Normalmente se instalan durante la instalación de otro programa, y mucha gente ni se entera. Es por eso que hay que estar atentos durante las instalaciones y leer todo lo que se va a instalar, porque el siguiente siguiente siguiente no siempre es bueno. A veces tienes que seleccionar la instalación personalizada o custom instalation para encontrar qué es lo que te quieren instalar de más. Si ya tienes toolbars en tu ordenador puedes eliminarlas desde Panel de control → Agregar o quitar programas en Windows XP o Panel de control → Programas y características en Windows Vista y 7. Seleccionas la toolbar que quieres desinstalar, le das al botón de desinstalar o desinstalar y cambiar y listo.

 

La morralla que sobra

Muchas veces tenemos instalados programas que no usamos nunca ni tenemos pensado usarlos en el futuro. Lo único que hacen es ocupar espacio en el disco duro y en el registro, haciendo que la velocidad se resienta. Siguiendo el proceso de Panel de control → Agregar o quitar programas en Windows XP o Panel de control → Programas y características en Windows Vista y 7, puedes ver una lista completa de todos los programas instalados y eliminarlos de forma simple y segura. Habimaru, por su parte, nos recomienda PC Decrapifier, un programa que nos guía paso a paso y nos recomienda qué desinstalar y nos ayuda a hacerlo de forma segura.

 

No todo tiene que abrirse al principio

Uno de los problemas de Windows es que por defecto muchos programas se abren al iniciar Windows, lo cual ralentiza mucho el ordenadorAquí te explican cómo cambiar los programas que se inician al iniciar Windows. Muchos son innecesarios, y ante la duda, una simple búsqueda en Google del programa te dirá si es necesario tenerlo al inicio o no. Otra opción, mucho más simple, aunque lleva más tiempo, es ir al menú de opciones de los programas que se abren al inicio, y desactivar desde ahí la apertura al inicio. Muchas veces esta opción se encuentra en Opciones → Preferencias. Ahí tendrás que buscar un poco, pero no es complicado encontrarla. Y ante la duda, en Google se encuentra muy fácilmente cómo desactivar un programa concreto de forma manual. Por cierto, si usas Steam, desactiva el inicio automático a menos que tengas un ordenador potente, ya que consume muchísimos recursos y ralentiza muchísimo el inicio de Windows.

Y ya está. Siguiendo estos sencillos pasos verás como tu ordenador comienza a funcionar mucho mejor, y notarás una gran diferencia en la velocidad del equipo. Puede parecer incómodo, pero es bastante menos engorroso que formatear e instalar todo de nuevo, y mucho más asequible para cualquier persona, independientemente de sus conocimientos de informática.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *